Lo mejor: El bar en sí tiene sus virtudes, entre las cuales no está, desde luego, la tortilla de patatas.
Lo peor: Vuelta y vuelta en la plancha y chorrito por encima de aceite sobre tortilla de patatas precocinada. Para el olvido (y es fácil hacerlo liándose uno allí caña tras caña; como digo, tiene sus otras virtudes)

VALORACIÓN: N/A

Anuncios