Lo mejor: Amable y honesta, cómplice; amiga.
Lo peor: Una tortilla que olvidas según la vas comiendo. Intrascendente, efímera. Como un rollo de una noche en Malasaña al que te da pereza finalmente llevar a casa.

VALORACIÓN: 6/10

Una hora y media después (esto es tan imperdonable como sintomático):

Anuncios